Sin categoría

El teatro y sus variantes a través de la historia

El teatro no es una creación del siglo XX, pues ya en los albores de la cultura griega era una expresión cultural de la zona, en la que ya se empleaba para transmitir ideas, emociones, pensamientos,  de lo que un pueblo está lleno, de cultura. Antes de su aparición, ya se podían notar manifestaciones como el baile o las danzas que paulatinamente se fueron incorporando dentro de una presentación teatral, con lo cual se enriqueció dando paso a una serie de clasificaciones para su presentación y eventual público en diversos lugares del mundo.    

Ya en la prehistoria,  bien es conocido que las tribus hacían representaciones donde los chamanes o magos se acompañaban tanto de sonidos, como de instrumentos rudimentarios y de personas que le hacían coros a su danza con la finalidad de alejar males, realizar conjuros, o dar gracias a sus dioses. Con el tiempo dichas representaciones se fueron ajustando a los intereses de cada zona alrededor del mundo, los poetas se fueron incluyendo para exaltar sus relatos, himnos de alabanzas expresados por sátiros y náyades bailando.

Para entonces mantener a los dioses contentos era obligatorio pues eran los que decidían el destino de sus regiones, del estado emocional de ellos dependían las lluvias y las cosechas que mantenían la alimentación adecuada de sus pueblos los cuales tenían dietas cuyo contenido principal eran los granos con alto contenido de minerales y alimentos con zinc, hierro, fósforo,  que conseguían a través de sus ruegos y peticiones.

La ampliación de este tipo de festival dio pie a la introducción de héroes,  mitos y reyes lo que, lo convirtió en su piedra angular. Más tarde con Tespis se narran aventuras y hazañas de héroes donde los acompañantes en un coro con los rostros pintados con heces del vino, intervenían en diversos momentos de la representación.  Cabe destacar que con ello se inicia la introducción del maquillaje en el teatro.

Detalles de la puesta en escena

Inicialmente las representaciones solían ser bastante sencillas, con mesas o quizás algún carro en el centro de la orchestra. A medida de que se fue ampliando la intervención de actores, y con ello el escenario y el público,  estos se disfrazan, y se hace uso de una habitación más amplia donde los actores puedan cambiar sus vestimentas, el público pueda acceder a ver la representación, e incluso se requiere de ayudantes y todo lo que en la actualidad ya conocemos al momento de acudir a ver una obra de teatro.

Géneros teatrales

La puesta en escena no es uniforme, ya que presenta matices diversos en los que las emociones hacen la diferencia. Por ello se ha hecho una clasificación minuciosa del mismo, donde sus características resaltantes lo enfocan hacia cada espectador e intereses. El teatro se divide entonces en Formas mayores como la  Tragedia y la Comedia, de los que se han subdividido el: drama, la tragicomedia, y el auto sacramental.

Pero también existen otras formas denominadas menores, que engloban al entremés, el paso, los monólogos y la farsa, entre otros. Por su parte, el Teatro musical se caracteriza por la Ópera, la zarzuela y el sainete.