Sin categoría

Se reapertura el famoso Teatro Marítimo en Villa Adriana (Italia)

Este teatro era uno de los lugares favoritos del emperador Adriano dentro de su preciosa villa Adriana, el área de este teatro ocupaba 120 hectáreas y se ubica a las afueras de Tívoli, específicamente a unos 30 km de la capital romana, ahora una vez que se cumple el aniversario número 1900 de su acceso al poder, en el año 117 d.C. tras tomar el poder luego de su tío Trajano, se construye la alcoba secreta del emperador Adriano, abriéndose el famoso Teatro Marítimo y la Sala de los filósofos, luego de pasar unos 3 años en remodelación. Este teatro se encuentra conformado por dos edificios contiguos: el primero se encuentra dedicado al retiro del famoso emperador Adriano, construyéndose un lugar para poder cultivar el otium literario y filosófico, cuenta con una zona privada para poder aislarse y meditar sobre sus reflexiones o amores, mientras que el segundo no es más que una amplia sala de tamaño rectangular que se dedicó a conformar la biblioteca de la villa.

Gracias a la historia que esconden sus pasillos, el Teatro Marítimo es un lugar emblemático de la Villa Adriana, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por medio de la UNESCO en el año 1995, “Este era un espacio que se encontraba dedicado al pensamiento, la meditación y la reflexión, un área ideal para construir el complejo residencial de Adriano”- comenta el director de la Villa, llamado Andrea Bruciati, quien además añade con mucha emoción- “El Teatro Marítimo es un lugar bastante único, porque es privado, íntimo y encierra toda la complejidad y sensibilidad de quien se encontraba en el medio del mundo”.

Este lugar era considerado una “villa en la villa”, de acuerdo a lo que definen los arqueólogos que se dedicaron a estudiar su historia, significaba un retiro bastante íntimo que poseía el emperador para poder llevar a cabo sus meditaciones, quizás también funcionó de alcoba para tener amoríos con su bello esclavo de edad adolescente Antinoo, quien había nacido en Bitinia y fue el amante favorito del emperador por aproximadamente unos 5 años, luego de que haya fallecido de manera trágica ahogándose de forma misteriosa dentro de las aguas del Nilo en el año 130 d.C. se le ha rendido culto a Antinoo.

En la actualidad el público tiene la oportunidad de acceder hasta el peristilo, el edificio rodeado de columnas y además caminar a lo largo de todo el anillo de agua, que para entonces era una piscina auténtica en donde Adriano podía bañarse tranquilamente, además de ello se puede observar dentro de una isla central, que en sus tiempos servía de comunicación solamente por dos puentes construidos de madera que podían elevarse, dentro de esa isla existía una clase de apartamento completo: tenía triclinio, atrio, un estudio grande, baño termal, vestuario y dos habitaciones.

Dentro de estas grandes salas el emperador había comenzado a escribir todas sus memorias, se hace un poco sugestivo poder imaginar a Adriana componiendo el famoso poema fúnebre “pequeña alma, blanda, errante, huésped y también amiga del cuerpo….”

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *